Q

Hacer Cita

Hacer Cita

7 + 4 =

La Degeneración macular es una de las causas principales de pérdida de visión en los envejecientes. Es una condición progresiva que afecta la visión central causando disminución y pérdida de nitidez y precision al detalle. Hay factores de riesgo asociados tales como fumar, obesidad, raza (blancos tienen mayor incidencia), historial familiar y genero ( mujeres tienen mayor incidencia).

La mácula se encuentra en el centro de la retina, la parte de atrás del ojo. Esta recibe las imágenes y las convierte en impulsos eléctricos que se transmiten por el nervio óptico hacia el cerebro. Cualquier condición que afecte este area, va a afectar la agudeza visual.

Hay dos tipos de degeneración macular. La degeneración macular “seca” es la mas común y ocurre cuando hay destrucción lenta de las células que componen este area. Hay pérdida lenta de visión central y se vé borroso en el centro del campo de visión.

Las drusas son depósitos amarillos en la retina que se ven comunmente en los pacientes mayores de 60 años. Cuando su oftalmólogo encuentra las drusas, no significa que tiene degeneración macular, pero se asocian a esta condición cuando hay aumento en número y tamaño de las drusas. 

El otro tipo de degeneración macular es la “húmeda”. Esta ocurre cuando hay acumulación de líquido debajo de la mácula causando distorción visual y pérdida rápida de visión central.  Un síntoma temprano del tipo mojado es el de ver líneas normalmente rectas, onduladas. Esto se monitorea en su casa con el uso de una cuadrícula de Amsler para verificación diaria. El paciente se enfoca en el punto central y verifica la forma de las lineas de alrededor. La degeneración macular seca puede progresar a una húmeda.

El tratamiento de la degeneración seca consta de seguimientos regulares con su oftalmólogo y verificación del estado y progreso por medio de tomografias oculares (OCT). AREDS, Estudios de Enfermedades Relacionadas con la Edad, han demostrado que el uso de antioxidantes en cantidades altas específicas ayudan a prevenir el progreso de la condición a una etapa avanzada. En estadíos tardíos, no hay tratamiento para la pérdida de visión.  El tratamiento de la degeneración húmeda consta de cirugia de laser, terapia fotodinámica e injecciones intraoculares de inhibidores de factor de crecimiento (anti-VEGF).

Consulte y visite a su oftalmólogo regularmente. En Eye Care Specialists of SWFL estamos a su disposición siempre. Porque…Veo por tus ojos!